Buenas Prácticas de Manufactura

Los consumidores son cada vez más exigentes buscando calidad de los productos que adquieren. La inocuidad de los alimentos es una característica esencial. Las Buenas Prácticas de Manufactura “BPM” son un conjunto de principios con el objetivo de garantizar que los productos se fabriquen en condiciones sanitarias adecuadas y se disminuyan los riesgos inherentes a la producción y distribución. Estas normas definen las condiciones que deben estar presentes en toda planta de procesamiento de alimentos, por lo que la capacitación del personal es fundamental para la implementación y mantenimiento de sistemas de gestión de inocuidad, las BPM se centralizan en la higiene y manera de manipulación de materias primas, envases, productos terminados, condiciones de equipamiento, controles de calidad, etc.

La Norma IRAM 324:2010 es una norma internacional certificable que permite contar un Sistema de Gestión que apunta a elaborar productos seguros e inocuos para los consumidores.

Nuestras Políticas IRAM